Sociedade Cultural Columba. Ferrol, Covas

Cuncheiro

29/09/2002, Javier López Blanco

La cata que fue comenzada el 19 de octubre de 2001,en la que se excavaron unos 15m2 y salieron a la luz aparte de estructuras de piedra (muros), restos cerámicos, y una serie de restos animales esparcidos por diversos lugares de la excavación.

De esta forma, se denomina a ciertas zonas en las que los pobladores de los castros o de otros asentamientos prehistóricos tiraban las sobras de sus comidas como “cuncheiros”. Estos lugares como es natural, estaban en el exterior de las cabañas, por fuera de los muros o en el mismo lugar en donde se consumían los alimentos, siendo muy comunes en los castros marítimos y de gran importancia para conocer parte de la dieta de sus pobladores. Se encuentran en ellos fundamentalmente restos de peces, mariscos, conchas y huesos de mamíferos, aves, etc.

En esta primera intervención que llevamos a cabo, los restos más abundantes aparecidos son los pescados, encontrados todos agrupados en dos zonas concretas y mezclados con las conchas, habiendo por tanto dos “cuncheiros” diferentes (en uno predominan restos de mamíferos domésticos y en el otro de pescados). Entre estos restos podemos ver, vértebras, espinas que forman los radios de las aletas, costillas y demás huesecillos de diferentes especies de peces así como el denominado “hueso faríngeo” muy característico de las maragotas1 que por la cantidad, debía ser muy consumida en aquella época, ya sea por su abundancia o por la apreciación de sus carnes.

De las conchas aparecidas podemos decir que son de especies idénticas a las que actualmente consumimos como son el mejillón2, dos tipos de lapas3 y caracolas que por su deteriorado estado no pudieron ser identificadas.

En cuanto a las formas de captura que empleaban para estas especies, varían según donde habitara cada una, usando técnicas de recolección para el litoral, o técnicas que hoy definimos como tradicionales (redes, anzuelos, etc.) para especies de aguas libres como maragotas y sargos, que empleaban desde tierra o pequeñas embarcaciones.

De los demás restos, los más abundantes son los de mamíferos de los que destacamos una serie de piezas dentales como molares e incisivos pertenecientes a vacas y cabras, una hemimandíbula completa de cerdo doméstico además de otros minúsculos fragmentos. Todo este material encontrado pertenecía a especies domésticas herbívoras y domésticas, sin encontrar nada atribuible a carnívoros. Tampoco se encontraron restos de animales provenientes de actividades cinegéticas, lo cual nos hace suponer que la economía de subsistencia de esta tribu estaba basada en la ganadería, pesca y agricultura.

Como curiosidad mencionar la cantidad de huesos que encontramos formando parte de las estructuras excavadas y que la antigüedad de estos restos es de aproximadamente de 2000 años.

Javier López Blanco


________________________

   1 Labrus bergylata..
   2 Mityllus Galloprovincialis..
   3 Palella vulgata y Palella aspera..

_______________________

<< Voltar