Recuerdo de Bonifacio Borreiro Fernández, Boni

12/04/2008, Sociedade Cultural Columba

En el aniversario de su muerte cumplido el pasado 5 de diciembre de 2007, la Sociedad Cultural Columba tiene presente en el recuerdo como miembro y colaborador a un buen amigo, gran persona y político intachable, al que rinde homenaje póstumo, siendo admirado y querido concentrándose en los aspectos más entrañables.

Natural de San Julián de Narón, parroquia de Sedes, donde yacen sus restos, fue vecino de Cobas, lugar de Prioiro, en el que residió los últimos años de su vida.

Bonifacio Borreiros. Homenaxe á honestidade

Haciendo un panegírico de su vida social y política, hay que destacar su sencillez y cultura. Político admirable que fue resaltado por el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el de la Xunta de Galicia Emilio Pérez Touriño. En sus distintas etapas políticas fue Director de Cultura, Diputado estatal, Diputado parlamentario autonómico, y primer Teniente de Alcalde y Concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Ferrol. En todos los cargos que desempeñó fue clarividente atendiendo y explicando con facilidad en el que destacaba su generosidad y bondad ante todos los ciudadanos.

En sus distintos cargos que desempeñó estuvo siempre en la brecha de atención, principalmente para todo lo relacionado con el desarrollo social y cultural. Todas las asociaciones de distinto signo tienen un reconocimiento de sus ayudas y prestaciones que con todos sus esfuerzos y quehaceres procuraba resolver sin objeciones ni obstáculos.

Sus actividades políticas y sociales en Ferrolterra fueron de cierto silencio, pero de una gran atención ciudadana en las resoluciones de los problemas.

De ahí que el reconocimiento haya sido siempre reservado con dignidad personal sin altivez ni elogios, que hoy en su ausencia póstuma, están siendo considerados con mucho respeto y valoración. Como ejemplo y en uno de sus mejores recuerdos para el pueblo de Ferrol y alrededores, ha sido la consecución de poner en funcionamiento la rehabilitación del antiguo y abandonado teatro Jofre, tan añorado desde hace años, en el que le fue brindado un justo homenaje por sus allegados, diversas instituciones, centros universitarios, entidades

culturales y distintas organizaciones ciudadanas.

Con toda la valoración de su persona, su representación política fue siempre situarse objetivamente y ver la sociedad desde todos los sentidos, asumiendo los compromisos para mejorar las vivencias sin engaños ni justificaciones. Destacó su honradez en el contenido ideológico, queriendo construir un modelo de sociedad más humano y social procurando remediar las injusticias.

Desde la supervivencia del recuerdo, debemos catalogar al amigo Boni como una gran esperanza que todos debemos asimilar del legado que nos dejó. 

<< Voltar