Toponimia de la parroquia de San Juan de Esmelle. Nombres, sobrenombres y calificativos

12/04/2008, Victoriano Rodríguez Lorenzo

La familiarización de los conceptos geográficos y sociales se formaron durante muchos años, desde el siglo XVIII, en la parroquia de San Juan de Esmelle, se ha establecido peculiares nombres de orígenes distintos, unos relacionados con situaciones locales geológicas y otros de redes y canales sociales. Con respecto a estos estamentos, se pueden identificar como representativos en el desarrollo social parroquial, relacionado con la actividad cotidiana de movimientos y desarrollos, tanto en la comunicación local en lo económico, familiar, como en su ámbito profesional.

 

En consecuencia, a lo largo de estos tres siglos pasados, se han establecido nombres cuyos orígenes, en muchos casos, son el resultado natural de la zona, aplicados en los desarrollos de la vida rural y las formas de existencia, dejando huella humana que se refleja en las realidades geográficas que hacen historia en los nombres de los lugares, sobrenombres calificativos que distinguen y apodos, dentro de un “habitat” rural de campo abierto y cotos cerrados, que definen paisajes y espacios estructurales de propia configuración territorial.

 

En la consideración de la toponimia, nombres, sobrenombres y apodos, se tiene que admitir una tolerancia para el trato histórico sin caer en descalificaciones, desprecios o insultos, por el contrario en un resaltamiento de lugares y gentes sin que la utilización pública de este trabajo sea considerado peyorativamente en el recuerdo. El sentido que muchos sobrenombres y apodos tuvieron en el pasado en sus calificaciones, como insultos o murmuración institucionalizada, con el tiempo se fue dejando este sentido, unas veces de venganza y otras de enemistad, para convertirse en un recuerdo de personajes considerados en la historia dentro de las generaciones como destacados y diferenciados, que por sus condiciones y desarrollos cotidianos, fueron nomeados y que hoy son recordados con mucho respeto.

 

Así se deben entender e interpretar en el recuerdo los sobrenombres y apodos, con un contenido de significado y distinción, resultando una particularidad estimatoria que en la dignidad de su aplicación, actualmente se resalta la personalidad e identificación destacada en la historia de la vecindad, existiendo nombres calificativos y apelativos de importante influencia, que muy al contrario del desprecio, han sido considerados y conocidos e incluso instituidos en el reconocimiento jerárquico, social y político.

 

Así se deben entender e interpretar en el recuerdo los sobrenombres y apodos, con un contenido de significado y distinción, resultando una particularidad estimatoria que en la dignidad de su aplicación, actualmente se resalta la personalidad e identificación destacada en la historia de la vecindad, existiendo nombres calificativos y apelativos de importante influencia, que muy al contrario del desprecio, han sido considerados y conocidos e incluso instituidos en el reconocimiento jerárquico, social y político.

 

En Esmelle, como en otros lugares, incluso en la ciudad, se han ido familiarizando a través de los años los nombres propios, los sobrenombres y calificativos, que acuñaron la toponimia hoy existente, dado que el tiempo en la comunidad rural fue una realidad astronómica, histórica y social a la vez, regulando muchos aspectos de la vida que se fueron formando por la identificación y el recuerdo.

 

La toponimia de los lugares acasareados de la parroquia de Esmelle, tiene un significado muy propio, identificado con sus desarrollos en la configuración de zonas tipificadas y barrios. Como los barrios se hicieron en la historia a través de varias etapas, relacionados con una geografía humanizada, se fue haciendo nomenclatura comunitaria de espacios en diversas maneras de “habitat”: agrupado, disperso, de campos abiertos y cerrados, etc., resultando que en el estudio histórico existe un reflejo de organización social en la propia configuración toponímica.

 

Sucede igualmente con los nombres de zonas, en que el paisaje rural de Esmelle, es un producto de la historia y cada accidente que en él se encuentra, describe una nominación real de hechos históricos. En su geografía se encuentran núcleos en el fondo del valle, así como también casas dispersas en zonas de monte alto con su nominación propia, sobre todo por razones de avatares, los cuales fueron imponiendo instintivamente y acomodando a las variaciones geográficas y sociales, en que los grupos humanos instalados en trozos de terreno, crearon paisaje rural con sus nombres propios y relación con la naturaleza.

 

Sobre los sobrenombres y apodos que se tipifican en esta parroquia de Esmelle, representan una toponimia de orígenes diversos: familiares, defectos personales, ingeniosos, alcuños (alcume), alcurnia, comparación, etc., que entendiéndose como apelativos añadidos, generaron identificación personal y familiar para ciertos conocimientos de vecindad, que en muchas ocasiones representa una ayuda social para generar ciertas especulaciones en titulares de todo signo, de trabajo, de referencias, etc., sobre todo los contactos personales.

 

La parroquia de Esmelle, también se destaca y entra en la significación de toponimia molinera dentro de los lugares y zonas, que con descripciones de familias y enclavamientos en sus ríos, resultan identificados desde su antigüedad aunque la propiedad pudiera haber sido transmitida por herencias o ventas en algunos casos, no perdiendo la denominación de sus orígenes.

 

Existieron molinos desmontables de madera con aspas para el viento que funcionaban en los tiempos de falta de agua en sus enclaves de riachuelos, llamados “ventoeiros”.

 

LA DESCRIPCIÓN TOPONOMICA DE LA PARROQUIA DE SAN JUAN DE ESMELLE, SE CLASIFICA COMO SIGUE:

NOMBRES DE LUGARES ACASAREADOS

AREAS, BARREIRA, BARREIRO, BOUZAS DE MAR, BUIDE, CASA DE ABAIXO, CASAL, CASTIÑEIRA, COCHERA, CORTIÑA DE RIVERA, CURUXA, COSTA, CRUCEIRO, CURRAS, CHA DA MARIÑA, ESMELLE, FONTE DO CONDE, GAÑERIA, IGLESIA, LODEIRO, LONGRA, MIGUES, MODIA, MOUGA, PALMAS, PEDRA, PEIRON, PEREIRO, PONTIJAS, RIO DE ANEIRO, RIOXUNTO, TRALOCASTRO, XUNCAL, ZEPEGAL.

 

NOMBRES DE ZONAS Y PARAJES

ABELLON, ABRUÑEIROS, ACEA, AGRO DO CHA, AGRODONIA, AGRO DO RIO, ALABASTRA, ALBORID, AREAS, AVEAL, AVELEIRAS, BAILADORA, BOCHA DO BARREIRO, BOUZA DA BESTA, BOUZAS DE MAR, BURREIROS, CABO DA VELA, CAL DAS COLMEAS, CAL DA IGLESIA, CALDEIRA DE DENTRO, CALDENON, CAMPAIÑAS, CAMPEIRAS, CAMPO DAS BESTAS, CAMPO DA PULGA, CAMPOSAS DE ABAIXO, CAMPOSAS DE ARRIBA, CANDIÑAS, CANTERIA, CANOS, CARBALLAL, CARBALLEDAS, CARREIRA, CASA VELLA, CASTIDO, CERCADA, CERRALLAS, COBÁS, COBIÑA, COIDADO, CODESAL, CONCHIÑAS, CONDOMIÑAS, CORTIÑAS, CORUXA, COSTA DA MARIÑA, COSTA, COTEXO, COTO, COTO DA AREA, COTO SECO, COTO VELLO, COTO DE XEOANA, COVA, COVA DO CARBALLO, CURRIPA, CHAEIRA, CHOUSAS, CHOUSA PEQUENA, ENTRE CAMIÑOS, ENTRE RIOS, ESPADANIDO, ESPADAÑEDO, ESPIÑEIRO, ESTIVADELLA, FABÁS, FERRADIÑO, FONTAIÑA, FONTE DO CADAVAL, FONTE DO ESPADANAL, FONTE DO ESPIÑO, FOXOS, GEIFA, LAGOA, LAMAS, LETRINAS, LIMPADOIRO, LUGAR DOS ZURELOS, MALAÑO , MANUELA, MIOXOS, MOLEIRO, MONTE COBAS, MONTE GRANDE, MONTE MAYOR, MONTE DO PLEITO, MONTE VELLO, MOXON, MOUROCHA, MUIÑO VELLO, MURADELLA, O CASTRO, ORXEIRA, OUTEIRO, PALMAS, PARDIÑEIRA, PE DA BESTA, PEDREGOSAS, PEDROSO, PEIRON, PEDROUZO, PELADOS, PENA D’AGUIA, PENA CORVEIRA, PENA CUBERTA, PENA DE MOAS, PENA DA MULA, PENA DO PISCO, PENADO, PENDUXA, PEREIRO, PINO, PIQUERÍAS, PIÑEIRO, PORTO DO CAL, PRADO DO MOUFEIRO, PRADO NOVO, PRADO OSCURO, PONTIJAS, PORTA DO CREGO, PUMAR, PUMIDO, RAMOS, RAPOSO, REDONDO, RESTREBA, REVOLTA PELADA, RIO LONGO, ROY, ROXEDOIRO, ROZA, SALGUEIRO, SALIDO, SETIMAS, SILVA, SOBRE DOS MUIÑOS, SOLDADO, SORRIO, SOUTO DA FRAGA, SUA FIGUEIRAS, SUA HORTA, SUA LOUREIRO, SUA PEREIRA, TEIXOEIRAS, TOXAS, TRASEIRA, VALZOMADO, VIDUEDA, VIÑA VELLA, VIÑAS, VISPOS, XARDIN, XIVEIROS, XUNCAL, ZANCADA, ZEPEGAL.

 

NOMBRES DE MOLINOS

ALBORID, COSME, FARRUCO, FELIPE, FERREIRO, LAZARO, LONGRA, LUCAS, MARIÑAS, MOUGA, MUIÑEIRA, MURADO, NOVO, OTERO, PEPA, PILARA, RIOXUNTO, SALGUEIRAS, SANTO, SERANTES (T) , SERANTES (P), SOIDOS, VENTOEIRO, ZAPATEIRO.

 

SOBRENOMBRES Y APODOS

ANDALUZAS, ANEU, BUSCAVIDAS, CACHENOS, CACHOLA, CAMILAS, CARALLAS, CARNEIRAS, CARREIRO, CASEIRAS, CAZALAMICA, CAZOLITOS, CAZURRAS, CEREIXO, CIDRE, CLAUDIO, CORUXO, COYONGORDO, CRESPIN, CRIBEIROS, CUPODRE, CHAPOS, CHOMBO, FARRUCO, FERREIRO, GANDULO, GRILOS, GUARDES, GUARDIA D’ASALTO, LAZAROS, LEDOS, LOIRA, LOPO, LOUREIRAS, MANCANETA, MARTUXO, MERECHA, MILHOMES, MIRACHOLAS, NACHO, ORELLA E MEDIA, PATAQUEIRO, PAXAROS, PEGULLA, PERUCAS, PETELAS, PICHON, PICURÍAS, PITIXOS, PULA, QUEIXOS, RENAS, ROXO, RUBIO, RULA, SANTO, SARASA, SEIXIDO, SUBALCARRO, TABOADA, TARANA, TIBURÓN, UTEVA, VALEXAS, VERZAS, VIDUEIRA, XATRUCES, ZACHOS, ZANCHES.

 

Existieron muchos nombres en Esmelle que están en la toponimia Galaica y dentro de la fantasía del literato Alvaro Cunqueiro sobre la “Selva de Esmelle” y a sus tres sílabas les atribuía oscuridad, soledad, gravedad y serenidad. Le aplicaba el mismo sentido que en el arte de la pintura, que en la realidad varios pintores muy relacionados con este literato, se recrearon en esta parroquia.

 

Muchos nombres de esta toponimia, si los hubiera conocido en la realidad, como él decía, andaba por Esmelle como por casa, con los ríos, senderos, que contaba y creía haciendo realidad su fantasía de la novela “Selva de Esmelle”, que además relacionaba con enclavamiento a Narahío y su castillo para las imágenes que tenía en su corazón literario.

 

La realidad de Esmelle con sus entrenzados lugares, paisajes y el valle que se resalta en su toponimia, no se le escapa a nadie que entre en su conocimiento.

 

Sería interesante que en todas las parroquias de Ferrol con su toponimia peculiar y las denominaciones características de sus gentes y vecindad, que a través de la historia se fue haciendo, se llegase a plasmar el recuerdo de todo lo concebido en el pasado de sus apelativos.

 

 

 

VICTORIANO RODRÍGUEZ LORENZO
Vecino de la parroquia de San Juan de Esmelle

<< Voltar